Seguimiento del embarazo

Cambios hormonales en el embarazo

Los cambios hormonales en el embarazo pueden parecer una consecuencia secundaria de estar encinta. La realidad es que si no fuera por la ajetreada actividad de estas hormonas no llegarías a dar a luz. Cada hormona juega un papel fundamental en el crecimiento de tu bebé, aunque a veces tengas que sufrir los efectos de los cambios en niveles de estrógeno, progesterona o hCG, también conocida como la hormona del embarazo.

La maternidad y el embarazo  son procesos de lo más naturales, aunque no por eso son menos complejos. Tu cuerpo experimentará muchos cambios durante nueve meses, y los cambios hormonales en el embarazo se aseguran de que tu organismo esté preparado para acoger a un ser vivo en su interior.

La propia placenta es una importante segregadora de hormonas como la hCG o la hPL, y es responsable en gran medida de los cambios hormonales en el embarazo.

cambios hormonales en el embarazo

Las hormonas en el embarazo se encargan de ablandar tu zona pélvica, aumentar la cantidad de sangre en tu organismo, prepararte para la producción de leche… En definitiva, se encargan de poner tu cuerpo a punto. Son sólo una de los muchas transformaciones que experimentará tu cuerpo, y por eso te recomendamos que, para estar bien preparada, eches un vistazo a nuestro artículo sobre los cambios en la mujer durante el embarazo.

Las hormonas del embarazo

Algunas de las hormonas que juegan un papel importante en tu embarazo ya existían en tu organismo, y otras aparecen especialmente para este momento tan especial de tu vida. Aunque son muchas las hormonas que actúan en tu cuerpo cuando estás embarazada, las más importantes son la hCG, el estrógeno, la progesterona, la prolactina y la hPL.

hCG, la hormona del embarazo

La hCG, gonadotropina coriónica humana, más conocida como la hormona del embarazo, es una hormona que tu cuerpo segrega únicamente cuando estás encinta. Aparece en tu sangre y en tu orina pocos días tras la fertilización, y es la hormona que los test de embarazo utilizan para predecir tu estado.

La placenta es la encargada de producir esta hormona, que está muy presente durante el primer trimestre del embarazo, y se encarga de mantener el cuerpo lúteo durante los dos primeros meses. También impide que tu cuerpo reaccione en contra del embrión durante el primer trimestre. Si quieres descubrir más sobre ella, te recomendamos que leas el artículo que le hemos dedicado a la hormona del embarazo.

Estrógeno

El estrógeno, normalmente producido por los ovarios, está muy presente en tu ciclo menstrual. Cuando te quedas embarazada, su producción pasa a ser responsabilidad de la placenta, y sus niveles se multiplican por mil. Al contrario que la hCG, el estrógeno estará presente en todo tu embarazo.

El estrógeno mejora tu circulación con la dilatación de las venas. Recuerda que durante el embarazo tu volumen de sangre pasará de 4 litros a 7 litros. También ayuda al crecimiento de tus pechos, y en general juega un papel importante en el bienestar del feto.

Progesterona

La progesterona es la pareja del estrógeno a la hora de regular tu ciclo menstrual. Normalmente es producida por el cuerpo lúteo, pero durante el embarazo, igual que el estrógeno, pasa a ser producida por la placenta. Sus niveles en tu cuerpo se multiplica por siete a lo largo del embarazo.

La principal función de este cambio hormonal en el embarazo es relajar y ablandar los músculos para que así se adapten al crecimiento de tu cuerpo. Junto con el estrógeno, se encarga de controlar y contener tu producción de leche, bloqueando sus vías. Es por eso que no es hasta después del parto, cuando los niveles de estas hormonas bajan, que tus pechos empiezan a segregar leche.

cambios hormonales en el embarazo 2

Prolactina

La prolactina, como quizás has podido deducir por su nombre, es la hormona encargada de producir la leche y de preparar tus pechos para la lactancia. Sus niveles aumentan cuando, tras el parto, bajan los niveles de estrógeno y progesterona. Su producción se debe sobre todo a la glándula pituitaria, que aumenta su tamaño en un 50%.

hPL

El lactógeno placentario humano, una hormona más conocida como hPL por sus iniciales en inglés, es producto de la placenta, y se encarga sobre todo de cambiar tu metabolismo para que el futuro bebé reciba toda la energía que necesita para su crecimiento. Esta hormona también está presente sólo durante el embarazo, y alcanza sus niveles más altos al final de la gestación.

Consecuencias de los cambios hormonales

Ya está clara la función principal de los cambios hormonales en el embarazo. Pero, lamentablemente, estas subidas y bajadas hormonales traen consigo algunos efectos secundarios.

  • Náuseas

    El primer trimestre del embarazo se asocia a las náuseas, que te sorprenderán a lo largo del día, y no tan sólo por la mañana. La culpable de este malestar es la hCG. Por eso, cuando sus niveles empiezan a descender después del tercer mes, también notarás menos molestias de este tipo.

  • Estreñimiento

    Debido a la acción de la progesterona tus músculos se relajarán y ablandarán. Esto incluye los que trabajan en tu sistema digestivo, por lo que puede que durante el embarazo sufras estreñimiento. Procura beber suficiente agua y tener una dieta rica en fibra.

  • Cambios de humor

    La idea de tener un bebé ya es suficientemente emocionante, y en ocasiones estresante, de por sí. Si a esto le añades los cambios hormonales en el embarazo, el resultado es que puedes pasar de felicidad a enfado en un momento. Desahógate, esto forma parte del proceso natural del embarazo.

  • Piel grasa

    Si de repente vuelves a tener signos de acné, no es que estés viviendo una segunda adolescencia. Los cambios hormonales pueden hacer que tu piel esté más grasa de lo normal. Por otro lado, también te regalarán esa característica luminosidad propia de las embarazadas. ¡No todo podía ser malo!

Forgot your details?