Parto

Posparto

Después de tener a tu bebé necesitas cuidarte más que nunca para recuperarte y poder atenderle a él. Esta etapa se llama puerperio, que es el tiempo que transcurre desde el momento del parto hasta que tu cuerpo consigue volver a un estado similar al de antes de quedarte embarazada, suele alargarse entre 6 y 8 semanas.

Es fundamental que descanses, te alimentes bien, y en la medida de tus posibilidades, hacer algo de ejercicio muy leve como por ejemplo caminar

Consejos y cuidados posparto

posparto

  • Pide ayuda

    Como decíamos el parto requiere un esfuerzo agotador, has perdido mucha sangre, y aún tardarás en sentirte bien así que no te sientas mal por pedir ayuda tanto para atender al bebé así como para las tareas domésticas, es más, debes hacerlo.

  • Descansa

    Debes intentar dormir y relajarte, y si te encuentras muy fatigada o nerviosa pide consejo a los profesionales.

  • Cuida tu alimentación

    No olvides comer sano, ahora más que nuca debes alimentarte para estar fuerte, y poder alimentar también a tu bebé en caso de que hayas optado por la lactancia materna.

  • Bebe mucho líquido

    Si das el pecho corres más riesgo de deshidratarte, evita las bebidas con cafeína o muy azucaradas, son perjudiciales tanto para ti como para tu bebé porque al final os harán sentir más nerviosos.

  • Visita a tu ginecólogo


    No pases por alto las revisiones, es muy importante que haya control médico tanto después de un parto como una cesárea.
  • Haz algo de ejercicio


    Te beneficiará tanto física como mentalmente. Empieza por algo muy sencillo como puede ser caminar y intenta aumentar la intensidad a medida que te vayas sintiendo mejor.

¿Es recomendable utilizar una faja posparto?

A este respecto los profesionales tienen visiones contrapuestas. La teoría dice que la función de las fajas posparto es ayudar a la zona abdominal a recolocarse con mayor rapidez, pero los estudios demuestran que los músculos y órganos alterados durante el embarazo son capaces de recolocarse solos sin la presión externa de una faja y su uso puede provocar que pierdan fuerza por no haber realizado ellos solos este esfuerzo, por eso hay profesionales que la desaconsejan.

Otros profesionales consideran que no existe ningún problema en utilizarla, y que su uso disminuye los dolores y dan estabilidad a la espalda, obligando a adoptar una postura correcta.

Si el parto ha sido mediante cesárea tampoco hay quórum: por una parte se recomienda para la cicatrización, reducir la inflamación y los dolores, mientras que otros recomiendan no utilizarla bajo ningún concepto hasta que no cicatrice la herida.
(destacado)Respecto a si es recomendable o no la utilización de la faja posparto no hay acuerdo entre los ginecólogos, así que te recomendamos que consultes a tu médico antes de tomar una decisión al respecto (fin destacado)

 

Molestias posparto

Es normal que durante la cuarentena sientas molestias en el útero, la tripa y los pechos, suelen desaparecer solas pero mientras tanto te damos algunos consejos para aliviarlas:

  • Sangrado o loquios

    Suele durar entre dos semanas y un mes. Después de una semana de haber dado a luz debe disminuir, por eso debes observar su color y la cantidad. Los dos o tres primeros días el sangrado será más intenso y de color rojo, también es normal expulsar algún coágulo, después se convertirá de color marrón y a partir de la semana adquirírá un tono amarillento o blanquecino. Si observas que pasada una semana las pérdidas son muy rojas o huelen mal acude al médico, ya puede ser síntoma de infección. Para evitarlo, cambia de compresa con frecuencia y no utilices tampones.

  • Puntos de la episiotomía


    Muchas veces hace un pequeño corte en el periné para evitar desgarros y  facilitar la salida del bebé, los puntos que suturan esta herida son bastante molestos y debes tener mucho cuidado para que no se infecten. Para ello debes mantener una buena higiene, lavando la zona dos o tres veces al día y secándola bien para que cicatricen, también después de hacer pis y cambia la compresa con frecuencia. Estos puntos caen solos a partir del séptimo o octavo día , pero no olvides visitar a la matrona para que revise que todo va bien.
  • Entuertos


    Después de dar a luz el útero se contrae para volver a su estado normal, esto puede provocar ciertas molestias similares a las de la menstruación. Estas pequeñas contracciones suelen durar entre 3-4 días y una semana, dependiendo de cada mujer. Si se da el pecho estos entuertos suelen molestar más porque la lactancia estimula la liberación de la hormona de la oxitocina que provoca las contracciones, pero ello es beneficioso porque ayuda al útero a recuperar su tamaño normal con más rapidez. Si te resulta muy molesto puedes tomar algún paracetamol.
  • Escapes de orina


    Durante el parto los músculos del suelo pélvico han hecho un gran esfuerzo y es normal que se resientan. Debes saber que esta incontinencia urinaria puede durar unos 15 días o quedarse para siempre. Para evitarlo conviene realizar ejercicios para reforzar esta musculatura, se llaman los ejercicios de Kegel y son muy sencillos de realizar: aprieta estos músculos con fuerza durante unos segundos, como si quisieras interrumpir la salida de la orina, y luego suelta, realiza 10-15 series seguidas y repite el ejercicio varias veces al día. Si el problema no remite consulta a la matrona.
  • Estreñimiento


    El parto normalmente provoca estreñimiento, lo mejor para evitarlo son las frutas y verduras y beber mucha agua, si persiste consulta a tu médico y seguramente te recetará un laxante suave.
  • Hemorroides


    Los esfuerzos del parto y la mala circulación pueden provocar en muchos casos la aparición de hemorroides, en la mayoría de los casos remiten a los pocos días de dar a luz pero mientras persisten son bastante molestas. Recuerda que las cremas antihemorroidales no deben aplicarse nuca sobre los puntos de la episotomía porque pueden infectarlos.
  • Grietas en los pechos


    Suelen aparecer durante los primeros días de lactancia materna, te recomendamos que consultes con tu matrona otras posturas de amamantar para evitar el dolor, también que seques bien el pezón después de cada toma y que lo hidrates o bien con leche materna o con alguna crema específica que venden en farmacias o parafarmacias.
  • Gases

    Es posible que sientas cierto malestar por la acumulación de gases, sobre todo tras una cesárea. Esto se debe a que los intestinos se vuelven algo perezosos, te ayudará caminar un poco, y es recomendable expulsarlos de forma natural.

 ¿Tienes algún consejo más que quieras compartir respecto a cómo aliviar las molestias posparto?

 

¿Qué cuidados requiere la zona vaginal después del parto?

posparto

Tengas puntos o no después del parto debes mantener una buena higiene íntima para evitar infecciones. Para asear la zona utiliza jabones neutros y agua templada y nuca realices lavados internos. Tanto el lavado como el secado se debe hacer en dirección de la vagina al ano, nuca al contrario porque arrastrarías los gérmenes de la zona rectal con el consiguiente riesgo de infecciones.

Después de cada lavado utiliza una toalla suave para secar la zona, nuca un secador, y cambia la compresa con frecuencia.

No es aconsejable más de dos lavados al día porque el exceso de humedad dificulta la cicatrización.

Posparto después de una cesárea

Después de una cesárea necesitarás los primeros días tomar medicamentos para mitigar el dolor, si sientes molestias no dudes en pedirlos porque no hay ninguna necesidad de que sufras en silencio, además existen medicamentos compatibles con la lactancia materna.

Respecto a la alimentación empezarás con los líquidos, y según vayas tolerando pasarás a la dieta blanda. También es posible que sientas cierto malestar por la acumulación de gases, es porque después de una cesárea los intestinos se vuelven algo perezosos, te ayudará caminar un poco, si el malestar persiste existe medicación que facilita su expulsión.

La zona de la cicatriz la notarás como algo adormecida e hinchada. Mientras estés en el hospital las enfermeras se encargarán de curarla cada día, una vez en casa deberás lavarla cada día con agua y jabón y secarla después con una gasa estéril, dando pequeños toques sin arrastrar para no llevarte los puntos. Seguramente en el hospital te aconsejen también un antiséptico, como la cloherxidina, si decides dar el pecho evita las soluciones con yodo porque pueden pasar a través de la leche materna.

Los puntos te los retirará a la matrona a los diez días de haber dado a luz. Mientras los lleves, ten mucho cuidado y no hagas esfuerzos, también te recomendamos que intentes dejar un rato al día al aire la cicatriz, sobre todo después de curarte, para evitar humedades y facilitar su correcta cicatrización.

Una vez te quiten los puntos, y el dolor te lo permita, aplica cada día sobre la cicatriz algún aceite o crema hidratante, tipo rosa mosqueta, para reducir su volumen y quede más unificada.

Posparto y relaciones sexuales

En muchas ocasiones mantener relaciones sexuales después de una episiotomía o un desgarro vaginal suele ser doloroso, se trata de una molestia que desaparecerá con el tiempo pero debes tener paciencia. Te recomendamos que utilices lubricantes durante el coito, especialmente durante la lactancia materna porque produce sequedad vaginal. Si aún así te resulta doloroso no fuerces la penetración, todo a su debido tiempo.

Para recuperar la elasticidad puedes optar por tasajear la zona todos los días con un aceite hidratante, como el de rosa mosqueta, incidiendo especialmente en la zonas dónde notes durezas o cicatrices.

 

[av_testimonials style=’slider’ columns=’2′ interval=’6′]
[av_testimonial_single src=” attachment=” name=’Concha Villarroya’ subtitle=’Doula’]
“Los bebés no entienden de horarios”. Leer el artículo: Después de parir, la vuelta a casa.
[/av_testimonial_single]

[av_testimonial_single src=” attachment=” name=’Yolanda Lorenzo Rodríguez’ subtitle=’Enfermera y naturópata’]
“¿Somos conscientes de que la base emocional de la madre constituye el 80% del trabajo ante la actitud de cómo nos vamos a enfrentar a la maternidad y durante el embarazo?”. Leer el artículo: Qué podemos hacer ante la depresión posparto.
[/av_testimonial_single]

[/av_testimonials]

 

Más información


Si este tema te interesa, puedes leer también los siguientes artículos:

Preparto
Parto

 

Forgot your details?